¿Cómo limpiar las tuberías de casa?

¿Cómo limpiar las tuberías de casa?

Si deseas acabar con los gérmenes nocivos para la salud, eliminar los malos olores y que el agua llegue limpia a la vivienda, es muy importante tener el sistema de tuberías limpio.

La limpieza de tuberías de manera habitual resulta esencial para su mantenimiento ya que previene la aparición de posibles atascos en la red de saneamiento y la eliminación de los desagradables olores ocasionados por la acumulación de restos de cal, restos de alimentos y otras sustancia, que llegar a dificultar el paso fluido del agua.

Los malos olores o un atasco importante difícil de eliminar, hace que la canalización de tuberías se convierta en un gran problema; por ello es muy importante limpiar las cañerías con una cierta frecuencia efectuando el mantenimiento correspondiente.

Si se observa que el agua del fregadero no fluye adecuadamente, el uso de los métodos caseros puede poner solución al problema de manera inmediata:

  • Vinagre blanco, bicarbonato de sodio y agua caliente
  • Limpiador biológico para limpiar las tuberías eliminando la acumulación de residuos
  • Hielo, sal y cáscaras de limón para la eliminación de los malos olores
  • El uso de herramientas de desatascos: desatascador, herramienta con cerdas de plástico, limpiador con presión de gas o agua
  • Cable desatorador de desagüe
¿Cómo limpiar las tuberías de casa?

¿Cómo limpiar las tuberías de casa?

Encuentra las causas de la formación de sedimentos en las tuberías

Son muchos lo motivos por los que ser producen obstrucciones en las canalizaciones de la vivienda. Muchas de las razones están relacionadas con el mal uso diario que se hace de las tuberías, desgaste de los componentes de drenaje y hasta fallos cometidos en la instalación por personal no cualificado.

Cuando se produce un atasco en casa y los tradicionales remedios caseros utilizados para la limpieza de tuberías domésticas no han puesto solución al problema, se aconseja solicitar los servicios de un personal cualificado en desatrancos de tuberías para que realice un profundo y garantizado servicio.

La principal causa de los diferentes tipos de atascos que uno puede encontrar en la red de tuberías es su uso inapropiado y falta de mantenimiento.

Verter aceites por el desagüe del fregadero así como restos de comidas, facilita la acumulación de residuos favoreciendo la proliferación de bacterias, generando malos olores y bloqueando la salida del agua.

Las obstrucciones en las duchas y baños, son producidas en su mayor parte por la acumulación de grasa jabonosa eliminada a través del desagüe. Los cabellos desprendidos durante el baño se adhieren a esta grasa jabonosa generando un importante tapón, en ocasiones difícil de eliminar. La limpieza de tuberías de manera periódica es la mejor manera de evitar que esto suceda.

Las aguas pluviales, sobre todo si las canaletas se hallan atrancadas por restos de hojas u otro tipo de desechos, es otra de las causas de las obstrucciones de la red de tuberías. Es esencial llevar a cabo una profunda limpieza de bajantes para así evitar que el agua se acumule en el techo y se produzcan goteras o humedad en las paredes.

La limpieza periódica de las tuberías evita la formación de sedimentos y obstrucciones, sobre todo en cañerías viejas donde el desgaste interno provoca una mayor adherencia de las partículas que llegan a petrificarse bloqueando la salida del agua.

Cómo mantener limpias las tuberías de tu casa

Las prisas, el trabajo, la cantidad de faenas diarias a realizar…, hacen que la limpieza de las tuberías sea una de las tareas olvidadas hasta que uno realmente se encuentra con el problema, debiendo de solicitar los servicios de un profesional para proceder al desatranco de la tubería.

Con unos sencillos hábitos uno puede ahorrarse un gran disgusto y molestias e incluso hasta una importante cantidad de dinero.

El uso de protecciones en todas las entradas de las tuberías tanto del fregadero, como en los sanitarios van a permitir el paso del agua pero no de los residuos sólidos (restos de comidas, cabellos), los cuales pueden terminar provocando una gran obstrucción.

Antes de fregar las sartenes, soperas con restos de grasas y de comidas es importante limpiarlas con un papel y verter los residuos al cubo de la basura; de este modo evitaremos que la grasa quede adherida a las paredes de la tubería y el tener que limpiar las tuberías del fregadero con tanta frecuencia.

En los meses de invierno, el aceite que se vierte al fregar la vajilla se solidifica con mayor facilidad por lo que es recomendable realizar un mantenimiento de tuberías de manera más habitual.

Limpiar las tuberías de la casa con amoniaco líquido entre 2 y 4 veces al mes ayudará a mantener en un buen estado la limpieza de las tuberías. Para ello se verterá un litro de amoniaco dejándolo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente calentar una olla de agua caliente y echarla poco a poco por el fregadero.

Evitar residuos en las tuberías

La incorrecta manipulación de los residuos, es un motivo muy importante de obstrucciones producidas en las tuberías. No debe tirarse jamás aceites por el fregadero o baño, puesto que favorece la aparición de importantes atascos y malos olores.

La falta de mantenimiento y limpieza de las tuberías hace que en muchas ocasiones se presenten inundaciones dentro de los baños, cocinas o en otras zonas de la vivienda.

Es importante prestar especial atención a todos los elementos externos (rejillas protectoras) que se utilizan habitualmente en las tuberías, así como ejecutar buenas prácticas (verter agua caliente, vinagre, bicarbonato) y corregir los malos hábitos, para prevenir un atasco en las tuberías.

Existen dos grandes clases de obstrucción que uno puede encontrarse en la vivienda:

  • Obstrucciones en el desagüe
  • Obstrucciones en las tuberías

Evitar que se eliminen residuos de comida través de los desagües y limpiar las tuberías de manera habitual, va a permitir el ahorro de una importante cantidad de dinero.

Utiliza vinagre y bicarbonato

Prevenir las obstrucciones en las tuberías va a depender en gran parte de la disposición que tenga cada persona en la toma de conciencia con el cuidado. Las buenas costumbres ayudan a evitar los atascamientos en la red de saneamiento:

  • Verter una vez por semana una olla de agua hirviendo
  • Verter de manera periódica ½ taza de levadura y ½ taza de vinagre blanco
  • Verter bicarbonato junto con vinagre y agua hirviendo, en lugar de productos químicos

Productos químicos

La gran mayoría de los limpiadores de tuberías que nos ofrecen las tiendas para desatrancar tuberías utilizan productos químicos abrasivos. Ayudan limpiar las cañerias disolviendo los tapones que se han ido formando con el uso del día a día de las tuberías.

Estos productos pueden resultar un tanto tóxicos para la salud y contaminantes para el medio ambiente, por lo que no parece ser la mejor idea para la limpieza del desagüe del fregadero e inodoro de la propia vivienda. Todos los residuos y líquidos que uno vierte por el desagüe de la fregadera o baño antes o después van a terminar en nuestros ríos o mares, lo que va a generar un problema de contaminación que va a afectar al agua que se consume.

Los productos químicos si no son utilizados de manera correcta pueden llegar a ocasionar graves problemas, ya que llegan a deteriorar las paredes de las tuberías.