¿Quién paga los desatascos? ¿La comunidad o el propietario?

¿Quién paga los desatascos? ¿La comunidad o el propietario?

La gran mayoría de las obstrucciones o atascos que se producen en la red de saneamiento de una comunidad de vecinos suelen crear grandes quebraderos de cabeza. Generalmente nadie quiere hacerse responsable de la reparación, surgiendo la duda de si la culpa es de alguno de los vecinos o de la propia comunidad de vecinos.


Entonces quién paga los desatascos, ¿la comunidad de vecinos o el propietario de la vivienda?

Para ello, primeramente es muy importante tener claro qué instalaciones son las que pertenecen a los propios vecinos del inmueble y cuáles a la comunidad de vecinos, diferenciando de este modo entre: tuberías privativas y tuberías comunes.

Se consideran instalaciones comunitarias aquellas tuberías que van desde la entrada del edificio hasta la entrada de cada piso o vivienda.

Las instalaciones de uso privativo son todas aquellas tuberías que se encuentran en el interior de la vivienda a partir de la propia entrada de la misma o en espacios privados de los vecinos, independientes del resto de las zonas comunes del inmueble.

Para saber que uno se encuentra ante una tubería privativa ha de tenerse en cuenta 3 criterios:

  • La tubería solo da servicio a un copropietario del inmueble a pesar de encontrarse en espacios comunes.
  • La tubería además de dar servicio a un solo propietario se halla dentro de la superficie de la vivienda.
  • La llave de paso se halla en el interior de la vivienda y da servicio a instalaciones privativas.

Se consideran tuberías comunitarias en función de la propiedad:

  • Instalaciones públicas: Aquellas que se encuentran en la zona exterior del inmueble y terminan en la misma entrada del edificio.
  • Aquellas instalaciones que van desde la propia entrada del edificio hasta la entrada del piso.
  • Instalaciones de uso privativo: Instalaciones que se hallan en el interior de la vivienda desde la propia entrada de la misma.

Ante cualquier incidencia en la red de saneamiento, atasco, rotura, etc., conocer la propiedad de las tuberías será de gran utilidad para saber a ciencia cierta a quién corresponde formalizar el pago de la reparación: al propio propietario (o al seguro privado), o talvez la comunidad de vecinos (o al seguro comunitario).

Por ejemplo si surge un problema de atasco o rotura en la bajante o general de una comunidad de vecinos, al se considerada como elemento común, será la propia comunidad de vecinos la responsable de formalizar el pago de la reparación, así como de los daños que cause.

Una de las mejores manera de salir de dudas y poner solución de manera inmediata y eficaz es solicitar lo servicios de un fontanero profesional experto en desatascos de tuberías comunitarias y privativas, quién además de analizar la situación informará sobre los motivos y causas que han originado el atasco.

quien paga los desatascos

¿Quién paga los desatascos? ¿La comunidad o el propietario?

¿Quién paga un atasco en un piso de alquiler?

En un piso de alquiler ¿quién se hace cargo de las averías: el inquilino o el propio casero?

Muchos de los problemas domésticos que suceden en un piso de alquiler como goteo de un grifo, caldera estropeada, obstrucción en el fregadero, etc., se hallan resueltos en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Esta Ley dispone que es el propio arrendador, el dueño de la vivienda, quien está obligado a realizar todos los arreglos necesarios sin que esto suponga un incremento en el pago de alquiler, para así de este modo conservar las condiciones de habitabilidad.

El inquilino está en su derecho de que su vivienda sea habitable y que ésta se encuentre en perfectas condiciones. También cuenta con la responsabilidad de, en el plazo más breve posible avisar al propietario del inmueble sobre la necesidad de realizar la reparación correspondiente.

Entre las averías más comunes que se producen en una vivienda cabe destacar:

  • Los grifos y cisternas del baño pierden agua: El arrendador es el responsable de la reparación.
  • Atasco en el inodoro, bañera, fregadera: El inquilino de la vivienda será el encargado de formalizar el pago si se detecta que el problema ha sido por un uso incorrecto del mismo: vertido de residuos inapropiados, cabellos, aceites… No obstante si la reparación es necesaria y no ha habido un mal uso por parte del inquilino, será el propietario quien deba de asumir el coste de la factura.
  • Avería en el termo de casa: Si la avería es a consecuencia de final de ciclo de la vida útil de aparato, la reparación o sustitución corre a cargo del propietario de la vivienda, por ello se recomienda una revisión de manera periódica con el fin de detectar a tiempo cualquier fuga o rotura.
  • Problemas en la instalación eléctrica: Siempre y cuando el problema no haya sido originado por un mal uso por parte del inquilino, el propietario de la vivienda será el responsable de solucionar y formalizar el pago todo tipo de inconvenientes que puedan surgir, desde cambiar un pequeño enchufe hasta instalar un diferencial, si fuese preciso.

Cualquier desperfecto ocasionado en el piso debido al mal uso correrá a cargo del inquilino puesto que se encuentra en la obligación de conservar la vivienda alquilada al menos en igual condiciones que se la entregaron.

¿Paga el seguro un atasco?

A la pregunta de si ¿paga el seguro un atasco?, ha de tenerse de si el atasco se ha originado en las bajantes comunitarias, o en el fregadero de la vivienda, inodoro… y tipo de cobertura contratada.

Si el atasco se ha producido en las bajantes comunitarias de la vivienda ha de llamarse a la compañía aseguradora de la comunidad y mirar con que tipo de cobertura cuenta el seguro.

Generalmente los seguros cubren la rotura de las tuberías, pero en aquellas ocasiones en las que el problema se produce a consecuencia de un mal estado de la red o por falta de mantenimiento, las compañías aseguradoras no cubren este tipo de desperfectos.

A la hora de contratar un seguro es importante cerciorarse que cubra el desatasco de tuberías, para de este modo estar cubiertos en cualquier momento y sin sorpresas.

Tener cobertura por parte del seguro implica no tener costes extras ni de imprevistos a la hora de realizar cualquier tipo de reparación:

  • Sustitución de tuberías.
  • Detección de atascos con máquina especializada.
  • Desobstrucción del bote sifónico.
  • Etc.

En Desalimp, como empresa profesional y especializada en toda clase de desatascos, garantizamos que este tipo de coberturas ofrecen grandes ventajas.

Solicite nuestros servicios y nosotros mismos enviaremos la factura a su compañía de seguros para que se haga cargo del coste de la reparación.